miércoles, 4 de julio de 2012

Frustran secuestro entre familiares: Hay tres detenidos

Tlanchinol, 3 Julio 2012: Elementos de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH) evitaron la consumación de un secuestro en agravio de una menor de edad, hecho ocurrido en la comunidad de Acatipa, municipio de Tlanchinol.

De acuerdo con la información de la PGJEH, el día lunes 18 de junio, por la noche, la denunciante dejó a su menor hija (de quienes se omiten identidades) a dormir en la casa de su cuñada Aurora Hernández Guzmán, en  Acatipa,  refiriendo esta última que dejó  a la menor en su domicilio  al día siguiente, de donde “desapareció”, según avisó a la madre de la niña.

Desde esa  fecha (19 de junio), Aurora  Hernández Guzmán manifestó a la denunciante que recibió una llamada  en la que le pedían la cantidad de quinientos mil  pesos por la liberación de la menor, iniciando la investigación los agentes adscritos a la UECS.

Posteriormente el día 20  de junio aproximadamente las seis de la  tarde el cuñado de la denunciante   Dionicio Hernández Guzmán,  salió supuestamente con dirección a San Felipe rumbo a  Chapulhuacán a realizar el pago del rescate, con la cantidad de  $200,000.00 (doscientos mil pesos).

El también indiciado regresó al  día siguiente, jueves  21 de junio, aproximadamente  a las seis  y media de la mañana en compañía de  Aurora  Hernández Guzmán así como de la  menor, quien, de acuerdo con las declaraciones de los presuntos responsables, fue “liberada” por sus “captores”.

De acuerdo con las pesquisas, el  día 27 de junio, fueron presentados por los agentes de investigación adscritos a esta unidad especializada en el secuestro ante el agente del Ministerio Público de la PGJEH, Aurora Hernández Guzmán, Dionicio Hernández Guzmán, tíos de la agraviada, y Esther Hernández Hernández, como presuntos responsables del secuestro de la menor.
Al rendir su declaración ministerial,  Aurora  Hernández Guzmán manifestó que   ella  planeo el secuestro de su sobrina junto con  su hermano Dionicio Hernández Guzmán, pues sabían que su cuñada, esposa de su finado hermano, había recibido una fuerte cantidad de dinero por concepto de  unos seguros de vida que cobró al morir su esposo.

Así mismo, de acuerdo con las indagatorias realizadas, se conoció que decidieron pedir a la denunciante la cantidad de  quinientos mil pesos a cambio de la libertad de  la menor agraviada, teniendo conocimiento que  la menor agraviada estuvo, durante su cautiverio, bajo el cuidado de Esther Hernández Hernández en su domicilio  en Santa Mónica, en Tianguistengo,  lugar en el que  la recogieron para entregársela a su madre.

Finalmente, la PGJEH informó que el Juez Tercero de lo Penal concedió la medida cautelar del arraigo en tanto se determina la situación jurídica de los probables responsables. Así mismo, la fiscalía estatal solicita a quienes reconozcan a los presuntos secuestradores presenten denuncia correspondiente al número 01 800 7 13 14 15, la cual tendrá carácter de confidencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario